tentaculo derecho

Las Paridas de La Guarida

Archivo de tiras

 

"This is the end"

Todo tiene un principio... pero también un final. Mejor eso que una larga agonía, ¿no, muchachos? Así que hagamos que "Síndrome Cerebus" acabe cuanto antes, mejor.

Incluye el extra de Halloween.

Extras del hiato

Tiras sueltas y chorradas durante el supuesto hiatus del webcómic. Nada que ver con la historia principal.

Síndrome Cerebus: Reploides

Sekhmet y Sacmis tienen una historia en común. Y en esta ocasión, también tendrán un enemigo en común.

El sexto aniversario

¡Tiras sueltas y el sexto aniversario!

Síndrome Cerebus: Lobo

Advertencia: el siguiente capítulo contiene cazarrecompensas czarnianos, mercenarios bocazas y chicas pelirrojas gigantes.

(Incluye el aporte del Mes de las Tetas de 2011 y el especial de Reyes 2012)

Síndrome Cerebus: Yaiba

Daigotsu Yaiba, el samurai corrupto, tiene su historia y sus ganas de repartir leña.

Síndrome Cerebus: intro

Y nos ponemos serios. Un pelín. O algo. Igualmente, si te perdiste con Paridas en Tokyo, aquí directamente te sentirás como Ryoga Hibiki. ¡Nos acercamos al final!

(Incluye la tira del quinto aniversario del webcómic)

Paridas en Tokyo: Kaiju

Imagina una película de monstruos gigantes... solo que uno de esos monstruos es una pelirroja cañona. Y hay Sailor Scouts de por medio.

Paridas en Tokyo: Goketsuji

La familia Goketsuji la lía parda, muy parda.

Paridas en Tokyo: Akihabara

Cinco locos sueltos por Akihabara. Vale, suena a lo normal en Akihabara; pero si estos locos son una Reploide, un Cabeza Pirámide, un esqueleto, una rata extraterrestre y un Rabbid, la cosa cambia.

(Incluye la tira del cuarto aniversario del webcómic)

Paridas en Tokyo: Gensokyo

La tierra mágica de Gensokyo... Sí, la de los juegos de Touhou, la de las lolitas voladoras. Solo que aquí no hay demonios masacrándola, solo una androide y un samurai con mala leche.

(Incluye dos especiales cinematográficos: Monsters vs Aliens y X-Men Origins: Wolverine... y algo de que conseguí un título de ingeniería...)

Paridas en Tokyo: intro

Nos vamos a Japón y la liamos parda. Aquí las cosas empiezan a ponerse serias y la trama a irse al guano.

(Incluye la tira del tercer aniversario del webcómic)

La boda

Dos personas se casan, se casan mucho. ¿Quiénes son? ¿Cómo acabará esto? ¿Qué hace esa hada antropófaga aquí?

(Incluye una tira especial de crossovers televisivos absurdos)

Akuryou Taisan!

Cuando las cañerías van mal, llamamos al fontanero.
Cuando hay seres sobrenaturales, llamamos a los Cazafantasmas.
Cuando se dan las dos cosas a la vez, llamamos a Rei Hino.

Jean-Claude el conejo

Jean-Claude Le Lapin, Rabbid de toda la vida y otro inquilino más que añadir. ¡Éramos poco y parió la abuela!

Ración de bobadas

Más páginas sueltas, esta vez con un 100% de desnudos.

El casting

Con motivo del primer aniversario del webcómic, se realizó un casting para que alguien se convirtiera en compañero de piso de Rouge, la fantasía furfag de varios fans de Sonic the Hedgehog. ¿Quién se llevará el "premio"?

Más tonterías

Más páginas sueltas con absurdos sobre filias, fobias y demás.

Vecinos

¿Alguien ha dicho "cameos innecesarios"? Ex-emperadores del Mundo Exterior, ancianas karatekas, ex-Sailor Scouts, chicas-conejo, macrofílicos, ¡Lobo!, ¡Deadpool!, ¡tiramos la casa por la ventana! (No literalmente)

Más absurdeces

Tonterías aleatorias, parte 2.

Novio silencioso

Advertencia: fans de Silent Hill, si apreciáis vuestros corazones y vuestra dignidad, saltaos este capítulo. Hay demasiado azúcar en él para vuestro gusto. Pero... ¡sale Pymie! 8D

Detrás de las viñetas

Algunas pequeñas curiosidades sobre el webcómic en sus principios. Y muchos cameos innecesarios.

La invitada

Con motivo de las diez primeras páginas del webcómic, una invitada especial llegará a la casa... no, esto no es Gran Hermano, pero también hacemos cosas de vergüenza ajena.

Absurdeces aleatorias

Pongámonos en situación: La Guarida, un apartamento doble donde un autor de webcómics y varios personajes suyos (entre ellos su versión narizona) conviven. Vamos, que se ve que esto será un desastre.